13 oct. 2014

Marc Chagall

Marc Chagall (1887-1985) nació en Vítebsk, en el Imperio Ruso y actual repúplica de Belarús (Bielorrusia), pero gran parte de su vida artística la pasó en Francia. Su arte representa un punto de reflexión del arte moderno, con influencias del surrealismo, del fauvismo y del cubismo como tendencias emergentes del siglo XX aunque nunca se vinculó con ningún grupo artístico en particular. No obnstante, nosotros lo recordaremos siempre como un claro exponente del surrealismo onírico más envolvente y caprichosamente evocador. Sus obras nos transmiten añoranza del pasado, pero de un pasado no histórico sino personal, de la infancia y los recuerdos de su ciudad natal y sus constumbres judías, con las bodas, los animales y el circo como telón de fondo. Chagall se coloca como observador de panorámas de ensueño, predominantemente coloridos y vidriosos, con el azul, el rojo y el blanco como elementos imponentes en sus obras. A diferencia de otros grandes maestros en sus creaciones encontraremos ternura, tradición, religión y amor y de vez en cuando un simpático y tierno gallo que nos recordará inevitablemente a ese vínculo mágico con el sueño y la creatividad. Os dejo con algunas de las obras de este magnífico pintor, que es evidentemente uno de mis preferidos.

Wikipedia (es)
Chagall (Museo Thyssen)

Marc Chagall, El Gallo, 1929
Marc Chagall, El Violinista Azul, 1947
Marc Chagall, El Artista y su Modelo, 1973
Marc Chagall, El Artista y el Caballete, 1965
Marc Chagall, Entre Perro y Lobo, 1943
Marc Chagall, La Danza, 1952
Marc Chagall, La Novia de las Dos Caras, 1927
Marc Chagall, Paris entre dos Orillas, 1956
Marc Chagall, Prometida de Cara Azul, 1932-60
Marc Chagall, Retrato de Vava, 1966



Marc Chagall, Sobrevolando Vitebsk
Marc Chagall, La Habitación Amarilla, 1911
Marc Chagall, La Caída del Angel, 1947
Marc Chagall, Reloj con Ala Azul, 1949
Marc Chagall, Sueño de una Noche de Verano, 1939

No hay comentarios :

Publicar un comentario