24 ene. 2012

Zdzislaw Beksinski

Zdzislaw Beksinski (1929-2005) es un coloso del realismo fantástico, una figura clave en aquellos artistas que se empeñan en inmortalizar aquello que hay más allá del abismo. Sus colores inspiran miedo, terror, soledad, están imbuidos con símbolos y colores asfixiantes que forman extrañas figuras simbólicas, algunas monstruosas y otras mortuorias que se meten en nuestro interior y nos conectan con un terror primigenio sin forma. Murió hace algunos años asesinado en su propio hogar; la muerte nos arrebató un gran artista, cerró una puerta hacia el mundo del surrealismo más oscuro, no sabremos como eran aquellos cuadros que quemó en su jardín y menos aún aquellos que parecía estar destinado a pintar. Nos quedamos con sus obras magnas, su galería llena de escalofriantes figuras ajenas a nuestro mundo pero cargadas de un horror que nos resulta muy humano. Disfrutad de sus creaciones pues merecen ser admiradas.

Página Web
Wikipedia (es)
Música especial para acompañar imágenes



13 ene. 2012

Gustave Doré

Gustave Doré (1832-1883), artista, grabador, ilustrador y ante todo un hombre con talento que sabe representar las cosas con una viveza y una originalidad que asusta. Aquellos lectores ávidos de literatura clásica sabrán que este grandioso artista es el autor indiscutible de muchos de los grabados que se hicieron en las ediciones antiguas de las obras más emblemáticas. Su currículum artístico es inmenso y vasto como lo era su imaginación. Lo que más me llamó la atención fueron las colosales grabaciones del "Paraíso Perdido", de John Milton. A pesar de la calidad magna de Milton, una edición de este clásico de la literatura inglesa no es igual si no va acompañada de estas gratificantes ilustraciones, pues son todo un recorrido al abismo, a la tentación de Adán y Eva y las guerras celestiales.

Wikipedia (es)
Doré en proyecto gutemberg



10 ene. 2012

Michael Hutter

Michael Hutter, alemán de nacimiento, es un artista preciado por su técnica y por tener una visión particular e ilusoria de la vida. Extraños rituales vemos cuando contemplamos sus obras de belleza inusual. En sus mundos de tenue luz, extrañas mujeres nos enseñan de forma pintoresca sus secretos más ocultos, parece incluso que nos ofrezcan una invitación peligrosa hacia espectáculos donde se mezcla el dolor y la vergüenza. Entre sus figuras se destapa el velo de lo convencional y aparecen formas grotescas que sin embargo saben convivir en armonía con ese aire victoriano que se da en alguna de sus obras. A través de sus ojos vemos mundos plagados de almas atormentadas en la lujuria y el vicio, ancladas en juegos descabellados que solo pueden tener cabida en mundos ya perdidos y en aquellas tierras que algunos llamamos purgatorio.




Remedios Varo

Remedios Varo (1908-1963) fue una artista de gran calibre, un buen ejemplo de lo que fue el surrealismo en su etapa álgida y de lo que sigue representando hoy en día debido a sus influencias y la constancia con la que se recuerda su obra. Su galería es vasta y de calidad, sólo hay que mirar algunos de sus cuadros para comprobarlo. Detrás de sus obras se encuentra toda la vida de una mujer que ha ido de un lugar a otro y ha vivido muchas experiencias insólitas que seguramente la habrán marcado, caracterizando de alguna manera su obra y su manera de ver el arte. Cada uno de sus cuadros está lleno de símbolos alquímicos, arquetipos, elementos oníricos y paisajes peculiares que merecen ser analizados detenidamente. Me podría pasar toda una tarde contemplando uno de sus cuadros intentando descubrir que sintió la pintora cuando les daba vida y el significado o material textual que la llevó a pintar el lienzo, pero dejo esa labor para los que la conocen y han seguido su trayectoria desde sus inicios hasta su final. Aquí subo algunas de sus pinturas, espero que os gusten. Para más información sobre la ilustre pintora consultad algunas de estas páginas que os serán de gran ayuda o algunos de los libros que analizan sus creaciones.

Wikipedia
Artículo
Página web


4 ene. 2012

Daniel Friedemann

Daniel Friedemann (1950-Actualidad) es también un pintor surrealista de renombre. No sólo pinta, sino que esculpe y es autor de una gran cantidad de mosaicos dignos de contemplar. Siendo hijo de Ernst Fuchs hay poco más que decir. Quedan patentes la influencia de la academia donde estudió y de los años que estuvo viajando por el mediterráneo. Todo eso queda reflejado en sus pinturas de tonalidad suave y textura arenosa. También se respira cierto simbolismo religioso que hay que analizar y comparar minuciosamente con el de otros autores contemporáneos.

 Página Web